Acceso

Rencasa

Catalan
A+ R A-

Segundas hiptecas

cuáles son las exigencias de las entidades bancarias para que te compres la segunda casa que necesitas para desconectar.

Disponer de una segunda residencia no está al alcance de todos. Pero con la recuperación económica hay muchos que han vuelto a mostrar interés en comprar en la montaña o en primera línea de mar. Hay diferencias entre una hipoteca de primera y de segunda vivienda. Estas son las diferencias:
Hipotecas más cortas

Actualmente tienes que estar pagando una hipoteca para tu residencia habitual y seguramente deberás hacerlo en un plazo de 30 años. O incluso de 40. Pero en el caso de viviendas de uso no habitual los plazos para cancelar la hipoteca son menores. Una hipoteca de segunda vivienda deberá ser pagada al banco en un plazo de 20 o 25 años.

Financiaciones menos cuantiosas

Las segundas viviendas no son tan urgentes como una primera vivienda será el hogar donde vas a pasar el mayor tiempo de tu vida. Por eso los bancos aportan más financiación para tu residencia habitual que no por tu casa de campo. Mientras que en el primer caso la mayoría de entidades financieras aportan el 80% del capital financiado, para las segundas residencias, en general, sólo van a aportar el 60% o en algunos casos pueden dar un crédito hipotecario de hasta el 75% .

Más condiciones para acceder al crédito

En los préstamos hipotecarios para segundas residencias las entidades financieras son más exigentes. Entendidas como operaciones de mayor riesgo (en caso de que el hipotecado tenga problemas de liquidez antes dejará de pagar las cuotas para la hipoteca de la segunda residencia que no las de su hogar habitual), los bancos endurecen las condiciones y piden un mayor esfuerzo financiero por parte del comprador. Además si la casa resulta embargada y el banco se queda con el inmueble (gran parte de los pisos de banco generados por la crisis inmobiliaria son segundas residencias) probablemente estará ubicado en zonas rurales y / o vacaciones, difíciles de colocar en el mercado .

el comprador tiene que tener un buen cajón de ahorros y unos ingresos asegurados para poder pagar la casa junto con la reducida financiación del 60/75%. Si para una vivienda habitual debe reunir aproximadamente el 30% del valor de la vivienda, para una segunda residencia este porcentaje puede elevarse hasta el 50%.

Además, ya que las hipotecas de segunda vivienda tienen menos plazo, las cuotas son más elevadas, por lo que las entidades requieren ingresos más altos que para la contratación de un préstamo hipotecario para una residencia habitual

dinero hombre.jpg - 27.26 Kb


Escucha nuestro jingle!

Area de usuario

Buscador de Inmuebles


 

 

Solictar más información

Email: 
Referencia: 
Nombre: 
Apellido: 
Teléfono: 
  He leído y estoy de acuerdo con la política de protección de datos de carácter personal
    

126491783 2